Acuerdo Escolar de Convivencia 2017

INSTITUTO D-143 “NUESTRA SEÑORA DE LA ESPERANZA”

ACUERDO ESCOLAR DE CONVIVENCIA | CICLO LECTIVO 2017 

PRESENTACIÓN DE LA RECTORA

En mi carácter de Rectora  del Instituto D-143 “Nuestra Señora de la Esperanza”, presento a la Comunidad Educativa el Acuerdo Escolar de Convivencia (A.E.C.) para el actual Ciclo Lectivo 2017.

Este A.E.C. es el marco legal que la Institución posee en concordancia con la reglamentación vigente, para prevenir, mediar, resolver los conflictos que se presenten, mejorando y fortaleciendo así, las relaciones interpersonales en nuestro ámbito escolar. Debe cumplir una labor educativa y como toda norma legal estará sujeta a modificaciones que la enmienden o la actualicen de acuerdo a los cambios que se puedan producir en la sociedad, en la Institución o en la normativa vigente.

Este instrumento debe ser conocido, respetado y practicado por todos los integrantes de la comunidad educativa por lo que se arbitrarán los medios y canales que la Institución posea para que todos puedan acceder y consultar el mismo.

Convivir en Paz es un Derecho Humano reconocido a través del cuerpo jurídico que sostiene la Democracia y representa un gran desafío para la Humanidad. Ala Escuela le compete y es su obligación la transferencia del conocimiento pero también el propiciar los modos de relación -personal y social-y de las re-significaciones que se cuentan necesarias para la vida democrática, “aprender a convivir con otros pacífica y fraternalmente”.

 RELATO DEL PROCESO DE CONSULTA, PARTICIPACIÓN, SISTEMATIZACIÓN Y REDACCIÓN DEL A.E.C.

PROCESO DE ELABORACIÓN

El acuerdo escolar de convivencia está siempre en construcción y permanente revisión, por eso es una tarea que nunca está terminada y mucho menos se agota en su escritura.

En cuanto al proceso de elaboración, participó la comunidad educativa, comprometida para mejorar la convivencia escolar en el marco de la educación para la paz y sin dejar de lado la propia misión institucional.

El día 21 de marzo de 2017 se llevó a cabo en la institución, la Asamblea anual ordinaria que permitió la revisión del Acuerdo Escolar de Convivencia, tal como lo establece el Calendario Escolar. En dicha jornada se desarrolló un taller a los que se hizo participes a estudiantes, padres y profesores. El mismo estuvo organizado por la Rectora y la Asesora Pedagógica, quienes se desempeñaron en el rol de coordinadoras.

Las actividades que se realizaron fueron: en un primer momento, la presentación del A.E.C. a los estudiantes y padres ingresantes y la relectura para el resto de los actores. Se elaboró un PowerPoint para esta ocasión explicando y reflexionando sobre los consensos institucionales respecto a la convivencia escolar.

En un segundo momento se proyectaron videos cortos sobre el uso responsable de las redes sociales, entre ellas el énfasis estuvo centrado en Facebook. Esto permitió pasar al tercer momento, destinado a la producción y construcción colectiva a partir de la conformación de pequeños grupos. Cabe mencionar que los alumnos de 6to año estuvieron encargados de la coordinación y la tarea de registro al interior de los grupos.

Para favorecer el intercambio se les entregó la siguiente consigna:

Revisión del Acuerdo Escolar de Convivencia

  1. Realicen sugerencias y/o comentarios por escrito, sobre los puntos del cuerpo normativo del AEC. ¿Qué aportes pueden realizar a esta normativa?
  • Jornada escolar: inicio, asistencia, permanencia y horario de finalización.
  • Presencia personal
  • Comunicación con la familia
  • Cuidado del edificio y bienes institucionales
  • Comportamiento
  • Sanciones
  1. ¿Cómo incorporamos aspectos sobre el uso de las redes sociales al AEC? Elaborar propuestas.

Luego, como tercer momento, se realizó la puesta en común para socializar lo propuesto en los grupos, analizando institucionalmente los planteos. La Rectora toma intervención en varios de los aportes realizados por los estudiantes con el fin de aclarar y direccionar los mismos para su incorporación al AEC.

En cuanto a la información recolectada, se procedió a la sistematización por parte del equipo de conducción.

FUNDAMENTACIÓN

El Instituto D-143 “Nuestra Señora de la Esperanza” es un centro educativo católico que la Iglesia Católica ofrece a la sociedad con la Misión de promover la formación integral y armónica de los jóvenes del barrio y de la jurisdicción parroquial, a través de la comunicación sistemática y crítica de la cultura, desarrollando la capacidad del recto juicio, promoviendo el sentido de los valores, preparando para la vida personal y profesional, teniendo a Cristo por fundamento, centro y modelo de vida bajo la guía y protección de la Virgen María, invocada como Nuestra Señora de la Esperanza. Procura constantemente lograr una síntesis entre la cultura y la fe y entre la fe y la vida.

Nuestros fines y valores a promover se encuentran en la Ley de Educación Nacional Nº 26.206 que postula en su Art. 8 “…La educación brindará las oportunidades necesarias para desarrollar y fortalecer la formación integral de las personas a lo largo de toda la vida y promover en cada educando/a la capacidad de definir su proyecto de vida, basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad, justicia, responsabilidad y bien común.” Y en el Art.11 inciso b) “Garantizar una educación integral que desarrolle todas las dimensiones de la persona y habilite tanto para el desempeño social y laboral, como para el acceso a estudios superiores.

  1. c) Brindar una formación ciudadana comprometida con los valores éticos y democráticos de participación, libertad, inclusión, solidaridad, resolución pacífica de conflictos, respeto a los derechos humanos, responsabilidad, honestidad, valoración y preservación del patrimonio natural y cultural.
  2. d) Fortalecer la identidad nacional, basada en el respeto a la diversidad cultural y a las particularidades locales, abierta a los valores universales y a la integración regional y latinoamericana.”

Los valores que nuestra institución promoverá fueron analizados en el proceso de consulta y participación dando como resultado las siguientes definiciones:

 RESPETO: valor fundamental del cual derivan otros como la tolerancia, los límites, compromiso, etc. Actuar y opinar teniendo en cuenta al otro. Aceptar las diferencias y considerar al prójimo como otro yo. Es el valor fundamental para la vida en sociedad.

 HONESTIDAD: es una forma de vivir congruentemente. Exige un permanente compromiso en la búsqueda de la verdad y del bien, obrando en consecuencia. Implica rectitud de ánimo e intenciones y pretende alcanzar integridad en el obrar.

 RESPONSABILIDAD: es la capacidad que tiene toda persona para aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente. Implica reconocer los derechos y obligaciones propias y ajenas; y actuar de acuerdo a este conocimiento.

 COMPROMISO: está ligado al valor anterior. Firmeza resultante de que se haya aceptado algo en responsabilidad y se lo sustente o mantenga.

TOLERANCIA: amar al prójimo implica aceptarlo, valorarlo, cuidarlo. Convivir en un ámbito en donde prime la tolerancia facilita el diálogo, la integración, la resolución de problemas y el trabajo en equipo.

FRATERNIDAD: es el amor universal que une a todos los miembros de la familia humana y nos reconoce como hijos de un mismo Padre, es decir, como hijos de Dios. Nadie puede sentirse superior a otro, y todos somos corresponsables ante Dios de nuestros hermanos, especialmente de los más necesitados

LIBERTAD: facultad otorgada por Dios para que el hombre opte según su conciencia. Implica tener conocimientos sobre lo que está bien y lo que está mal; y conforme a este discernimiento, el hombre está llamado a realizar actos moralmente buenos que edifican su persona y a la sociedad.

JUSTICIA: es la virtud moral que consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido.

ARMONÍA: consiste en la conexión ordenada y equilibrada de las partes con un todo integrado. Supone la posibilidad de la unidad en la multiplicidad. La armonía procura y se expresa en la Pazy el equilibrio con uno mismo, con los demás, con las cosas creadas y con Dios.

ESPERANZA: la virtud de la esperanza corresponde al anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre; asume las esperanzas que inspiran las actividades de los hombres; las purifica para ordenarlas hacia Dios; protege del desaliento, sostiene en todo desfallecimiento. El impulso de la esperanza preserva del egoísmo y conduce a la dicha de la caridad.

INCLUSIÓN: El reconocimiento del Otro, es el punto de partida para un marco normativo que impulsa una escuela más justa y democrática, con herramientas educativas que interpelan y potencian la tarea pedagógica que se tiene por delante, que nos posibilita pensar en nuevos sujetos de aprendizaje, en tiempos, espacios, agrupamientos y estrategias para la enseñanza en contextos de complejidad creciente.

Estos valores son considerados por el Instituto el fundamento para formar

“honestos ciudadanos y cristianos comprometidos”.

 CUERPO NORMATIVO

 La Escuela es un bien social. Pertenece a cada miembro de la comunidad educativa y a la vez cada uno pertenece a ella. El compromiso personal, la responsabilidad y la presencia participativa de cada uno de los miembros serán pilares fundamentales en la conformación de dicha comunidad.

En esta relación entre iguales es esencial tener en cuenta la aceptación de uno mismo y del otro, tanto como el diálogo sincero y constructivo. Sin embargo, cada uno asume errores, omisiones y las consecuencias de sus actos aceptando siempre la corrección fraterna. Ante esto, cada actor de la comunidad educativa tiene un rol o función dentro de ella correspondiéndole derechos y deberes para permitir una armónica convivencia.

La Ley Provincial de Educación Nº 9890 establece en el Titulo VI, Capítulo II, los derechos y obligaciones de los alumnos, como así también para los docentes y padres. En función de lo expuesto es que el Instituto D-143, establece la siguiente normativa para que los alumnos, docentes y padres gocen de sus derechos y cumplan con sus obligaciones para una armónica convivencia:

 En nuestro Establecimiento privilegiamos el diálogo y la justicia como medio indispensable para arribar a la solución de eventuales conflictos y con una finalidad reparadora y no meramente represiva, es por eso que no se admitirán, frente a tales situaciones, procedimientos arbitrarios, que vulneren los derechos de réplica y defensa de los involucrados. Ante un conflicto, los alumnos, recurrirán al diálogo para solucionarlo, solicitando la mediación de docentes, preceptores, tutora, asesora pedagógica y directivos.

La responsabilidad, el compromiso y la obediencia se reflejan en las acciones que habitualmente realizamos caracterizadas por el respeto, serenidad, prontitud y convicción evitando el descontento y la disconformidad, aceptando las indicaciones o correcciones que realicen docentes, preceptores y directivos.

El respeto deberá reflejarse en el trato para con los compañeros de la Institución, los docentes, preceptores, directivos, personal de maestranza y toda persona que se encuentre en el edifico escolar; en los actos religiosos, culturales, deportivos, patrióticos como así también, en el arrío de la Bandera. Las actitudes contrarias a lo expuesto serán consideradas falta grave.

La asistencia y puntualidad a clases es una condición que favorece el rendimiento escolar y posibilita que el proceso de enseñanza aprendizaje se desarrolle favorablemente por eso proponemos que con nuestras acciones cumplamos los horarios establecidos y el tiempo pautado para la entrega de la documentación y los trabajos solicitados.

La prolijidad, el buen gusto, discreción en el vestir, el aseo y la higiene del cuerpo contribuyen para el desarrollo armónico de la persona, “es un reflejo exterior del alma”.

Los alumnos concurrirán diariamente a la Institución con el uniforme establecido por el Instituto y el indicado para las clases de Educación Física.

El sexto año podrá utilizar, previa autorización, la chomba y la campera que diseñan para el fin de su escolaridad, “solo” para la asistencia diaria, salidas educativas y recreativas. En caso de actos cívicos – litúrgicos y otros en que se convoque a la Institución asistirán con el uniforme del Instituto.

En la presencia personal se guardará un estilo discreto y prolijo, sin llamar la atención en los peinados y coloración del cabello, accesorios decorativos, evitando la utilización de aquellos que pongan en riesgo su salud (pearcings, expansor).

Los padres son los primeros y principales educadores de sus hijos, en la escuela son considerados miembros de la comunidad educativa y comparten la labor de formación junto a la Institución. La atención a las necesidades de sus hijos, el apoyo en su crecimiento, el incentivo para el estudio y las prácticas de las buenas costumbres, la colaboración activa en reuniones, celebraciones cívicas-litúrgicas y la adhesión al ideario educativo de la institución que han elegido libremente para que los ayude en la formación de sus hijos, en especial en la protección y sostén de los valores e ideales cristianos, en la moral, en la profesión y práctica de la fe, constituyen el compromiso que los padres mantendrán con ésta institución.

La comunicación, la consulta y la escucha a los padres acerca del desempeño académico y comportamiento escolar de sus hijos y de los problemas que les atañen es la premisa fundamental que destaca la Institución en la co-tarea de educar. Ante esto los padres o tutores podrán acordar momentos de encuentro en la Institución, mediante el cuaderno de comunicaciones o en forma telefónica dada la necesidad.                                                                                      

Se establece como canal de comunicación primario, el “cuaderno de comunicaciones” que para cada división tendrá un color sugerido al iniciar el ciclo lectivo. El mismo es considerado un documento por lo que deberá estar foliado y sellado reuniendo las exigencias de cuidado, uso obligatorio, tenencia diaria por parte del alumno, notificación a través de la firma del padre, madre o tutor y constatación de notificación por parte del preceptor.

En los casos en que la familia necesite enviar una comunicación y no cuentan con el cuaderno en su domicilio, podrán hacerlo en otro soporte escrito (papel) que luego será anexado al cuaderno. Conjuntamente, se entregará otra documentación revistiendo el mismo carácter que el cuaderno de comunicaciones:

El Boletín de Calificaciones, que para los alumnos menores de edad, será retirado por padres y/o tutores al cierre de cada trimestre, y deberá devolverse debidamente firmado hasta las 48 hs de haberse recibido.

El Boletín de Inasistencia: se entregará cada quince días para la notificación de los padres y/o tutores.

La Institución diseñó una página web con la siguiente denominación institutod143.com.ar para favorecer y fortalecer la comunicación con las familias, los alumnos, los profesores en donde es posible interactuar propiciando el uso responsable de las TIC´s. Además, esta herramienta de comunicación se convierte en un nexo con la sociedad.

La honestidad es uno de los valores que practicamos, por ejemplo, en la no adulteración o falsificación “de y en documentos personales, de los compañeros o de la Institución”. De detectarse una de estas situaciones será sancionada la acción y corregida la actitud.

Para crear en nuestra institución un espacio armónico donde llevar a cabo el proyecto pedagógico, el ejercicio de la ciudadanía y el desarrollo personal e integral de cada uno de sus miembros, no se tolerará ningún tipo de actitud que afecte la integridad física o psíquica de ninguno de los miembros de la comunidad educativa, ni de sus bienes personales.

Habiéndose logrado mejoras edilicias, compra de mobiliario, para lo cual los alumnos tuvieron un rol protagónico, resulta importante conservar en buenas condiciones el edificio, su mobiliario, materiales tecnológicos y bibliográficos ya que es de uso común de docentes, no docentes y alumnos por lo tanto no se aceptará ninguna forma de daño o sustracción de los mismos. Las roturas y daños que se produzcan deberán ser resarcidos económicamente por él o proporcionalmente por los responsables.

 El fumar, el consumir bebidas alcohólicas u otras sustancias son consideradas nocivas para la salud y de producirse en la Institución (horas de clases, educación física o actividad que se organice) se convierte en una falta grave en donde la Institución establecerá las acciones a seguir con la correspondiente comunicación a los padres y sugerencias de atención terapéutica.

En el aula se evitarán todo tipo de distracciones como así también ingerir galletitas, golosinas (goma de mascar entre otras), mate, gaseosas que no permiten crear el clima óptimo para el desarrollo de la clase. De suceder, los alumnos recibirán un llamado de atención verbal para que el/los alumno/s cambien de actitud.

El uso de celulares, elementos electrónicos personal y máquinas fotográficas, entre otros, no serán permitidos en el aula. Solo se utilizarán con fines didácticos- pedagógicos solicitando el docente el permiso respectivo para el mismo.

Si el alumno por motivos familiares trae consigo el celular deberá tenerlo apagado. La Institución no se responsabiliza por la pérdida de estos u otro elemento tecnológico.

 Al igual que en el punto anterior, las aplicaciones y redes sociales se aceptarán solo para propuestas educativas. El avance de las tecnologías de la comunicación se ha incorporado a nuestra vida cotidiana, por eso no podemos desconocer el impacto en las interacciones de los jóvenes. Por tal motivo desde el Instituto se fomentará el uso responsable de las Redes sociales a través de tareas de concientización.

Cabe aclarar, que la privacidad e intimidad de las personas están exceptuadas de este campo normativo, por lo tanto se recurrirá al proceso sancionatorio cuando se utilice la imagen institucional, así como el logo o uniforme de la escuela sin autorización.

Otras acciones que se considerarán como sancionables: Las faltas a todos los puntos de este acuerdo y todos los hechos y actitudes individuales o grupales que contradigan la Doctrina y Moral Cristiana y el Ideario Educativo procediendo acorde a lo que establece la Resolución N°1692/09 CGE con respecto a la gradualidad y proporcionalidad de las sanciones.

 SANCIONES

Las normas son marcos de referencia donde todos sabemos “qué es lo que podemos hacer”; respetar las normas sociales implica renunciar a actuar teniendo en cuenta sólo nuestro interés individual ya que también entra en juego el interés de la comunidad de la cual formamos parte.

La sanción será educativa, lo que implica el límite que representa la frontera de lo que está permitido de aquello que no lo está pensado desde un lugar de cuidado y protección de los adolescentes y jóvenes. La norma, la transgresión y la sanción forman un conjunto integrado.

La aplicación de sanciones requiere tener en cuenta dos criterios generales fundamentales:

GRADUALIDAD: el objetivo principal de las normas es educativo por lo tanto la sanción deberá aplicar procesos de advertencia, llamados a la reflexión, siguiendo un proceso creciente de importancia de la sanción.

PROPORCIONALIDAD: un principio general de justicia es que la sanción tenga relación con la transgresión.

Por lo tanto se deberá categorizar las transgresiones en LEVES, GRAVES Y MUY GRAVES para así establecer la intervención de los actores educativos según corresponda, teniendo en cuenta los criterios aquí mencionados.

Serán consideradas faltas graves.

 a)-El fumar, el consumir bebidas alcohólicas u otras sustancias consideradas nocivas para la salud en horas de clases, recreos, sanitarios, educación física o actividad que se organice en o fuera de la Institución.

 b)– La violencia en el trato verbal.

c)- Las faltas de respeto (explicitadas en el cuerpo normativo)

d)- La adulteración o falsificación de y en documentos personales, de los compañeros o de la Institución.

Serán consideradas faltas muy graves.

 a)- Los hechos y actitudes individuales o grupales que contradigan la Doctrina Cristiana y el Ideario de la Institución.

b)– La violencia en el trato físico y/o psicológico.

PROCESOS SANCIONATORIOS

La mediación y negociación son herramientas de resolución pacífica de conflictos adaptadas al ámbito educativo, tendiente a prevenir y resolver los conflictos, mejorando y fortaleciendo así, las relaciones interpersonales en la institución escolar. La mediación es un proceso basado en la escucha, la aceptación, la comprensión, el respeto, la tolerancia y el diálogo.

Ante cualquier trasgresión a las normas mencionadas anteriormente, siempre habrá un diálogo personal con el alumno, procurando que recapacite sobre sus actos, se corrija y enmiende daños eventualmente ocasionados a objetos o personas. En caso que sea necesario siempre se tenderá a contener, resolver y prevenir. Cabe señalar que esta estrategia para la resolución pacífica de los conflictos atraviesa todos los pasos del proceso sancionatorio que se enuncian a continuación.

Las sanciones seguirán el siguiente proceso:

  • Llamado de atención oral: Ante una falta leve, el diálogo con el alumno estará acompañado por un comunicado escrito a los padres. Es un llamado a la reflexión inmediata.
  • Llamado de atención por escrito: La siguiente instancia, ante la reincidencia de una falta leve, será dejar por escrito en un registro que se habilitará en Preceptoría el motivo de la transgresión. Luego se generará un espacio para que el estudiante realice su descargo sobre la situación que lo involucra con el debido acompañamiento de padres y/o tutores. Este descargo también se dejará por escrito.

Una vez labrada el acta, el alumno junto a sus padres o adultos responsables firmarán notificándose de dicho procedimiento. Así como también se registrará la firma del docente o personal que solicita la sanción.

  • Acciones reparatorias: Desde un enfoque reparatorio de la sanción, se acordará con el alumno, sus padres y los representantes de la Institución las acciones a implementar con el objetivo de contrarrestar el hecho negativo ocurrido. Esto permitirá obtener un mayor grado de conciencia del daño producido apuntando a una reflexión sobre el comportamiento de la persona que haya transgredido la norma y a un cambio de conducta.
  • Advertencia: Que mediante acta acuerdo, que tendrá lugar en caso de falta grave, muy grave o que haya reincidencia en las faltas cometidas anteriormente por el alumno, implicará que el mismo, asuma el compromiso de cambio de las conductas en un tiempo determinado. Cabe aclarar, que esta acta se realizará ante la presencia de los padres, quienes llegada esta instancia, estarán en pleno conocimiento del proceso sancionatorio.
  • Pase: En caso de transgresiones muy graves se considerarán otras opciones que deben ser evaluadas por el Rector, con el asesoramiento del Consejo Escolar de Convivencia. Esta podrá ser la solicitud de pase a otra institución con el consentimiento de la familia y con la intervención del Supervisor.

CONSEJO ESCOLAR DE CONVIVENCIA.

 Es el ámbito colectivo cuya función esencial está referida a la observancia, consulta asesoramiento y aplicación de normas que interfieran en la convivencia institucional. Este órgano proveerá de espacios y tiempos necesarios para que circule la palabra y la búsqueda de alternativas educativas.

Este consejo estará presidido por:

* Rectora de la Institución.

* Asesora Pedagógica

* Tres docentes: uno en representación del C.B.C., uno por el C.O. y otro en representación de los docentes.

* Dos Preceptores.

* La profesora del Proyecto de Orientación y Tutoría.

* Dos alumnos – delegados por curso.

Será convocado por el Rector en situaciones especiales, cuando se produzcan casos de faltas graves o muy graves. También podrá ser convocado cuando en el transcurso del año sea necesaria alguna reforma, aclaración o adaptación importante en el AEC.

Su función principal será analizar dichos casos y proponer al Rector la medida disciplinaria que crea conveniente.

Ante una trasgresión grave o muy grave se citará al alumno para que haga su descargo en presencia de sus padres y se labrará un acta. En ese momento se informará que se tomará una medida sancionatoria, que se le comunicará una vez que se reúna el Consejo Escolar de Convivencia.

Toda sanción aplicada debe ser comunicada al alumno en cuestión, al docente, a sus padres o tutores.

 EVALUACIÓN, VIGENCIA Y DIFUSIÓN DEL ACUERDO:

Finalizado este proceso de revisión y ajuste del A.E.C. se entregará al supervisor de la zona para su evaluación y en caso de aprobación, la DEGP emitirá la Disposición correspondiente.

A partir de dicha aprobación, el presente acuerdo escolar entrará en vigencia; siendo actualizado anualmente al inicio del ciclo escolar, antes del receso de invierno, donde se dispondrá de un tiempo institucional para llevar a cabo su tratamiento, ajuste, re-formulación o la no modificación.

Dentro de las acciones de difusión se informará por medio del cuaderno de comunicaciones la disponibilidad del A.E.C con copias del mismo en la institución y de su acceso por parte de toda la comunidad educativa por medio de la página web.

La colaboración de todos es necesaria para el bien de los actores institucionales, cada uno desde su lugar específico.

Descargar AEC 2017

 

No comments.